Descárgate PEQUEÑO CATÁLOGO DE GUARRERÍAS PROHIBIDO DEL PROFESOR

TXERRA ORTEGAC 

 

INTRODUCCIÓN

Curioso lector o lectora:

El libro que sostiene entre sus manos contiene una pequeña recopilación de escritos, dibujos, notas y observaciones que fueron encontradas en un baúl enterrado a los pies de un olivo. El 19 de mayo de 2001, un agricultor que araba sus tierras descubrió esta joya por casualidad.

Dentro del baúl afloraron cientos de hojas y fotografías vetustas que pasaron a ser custodiadas por el ayuntamiento de Chinchón. Permaneció oculto en el armario de una de sus dependencias hasta que, el 18 de agosto de 2016, un golpe del destino abrió de nuevo su tapa. Parte del material orgánico de su interior sufrió el deterioro de la humedad y el polvo inevitable que arrastra el paso del tiempo y fue imposible su restauración. Después de un completo análisis de los restos y un exhaustivo trabajo de investigación se consiguió recuperar el 30 % de esta información desenterrada.

En la actualidad, mostramos ante el público indiscreto una pequeña parte de esta curiosa obra de principios del siglo XX de un autor que sufrió, como tantos otros, la indolencia y el destierro de sus contemporáneos. La publicación en 1974 del “Catálogo de guarrerías humanas” fue un auténtico fracaso llegándose a prohibir años después.

Este libro contiene algunos anexos añadidos para facilitar su completa comprensión.

“EL PEQUEÑO CATÁLOGO PROHIBIDO DE GUARRERÍAS DEL PROFESOR TXERRA ORTEGAC “es nuestra ofrenda particular contra la intolerancia. Este libro pretende ser un homenaje sincero a un autor invisible aquejado de una evidente discapacidad social que obstaculizaba su interacción o comunicación con otras personas. En sus anotaciones resulta indiscutible su incompetencia en el manejo de las ironías, así como el desarrollo de una conducta repetitiva hasta la obsesión enfermiza por sus áreas de interés. Numerosos psiquiatras no dudan en afirmar que el profesor padecía del Síndrome de Asperger. Un tipo especial, un hombre único. Exactamente igual que lo son el resto.

Deseamos que disfrute y comparta el legado del profesor con el resto de la humanidad.

Para pasar las páginas pincha con el ratón en las esquinas.